viernes, 14 de noviembre de 2008

La Patria Nueva (Gobierno de O´Higgins)

La Patria Nueva
EL GOBIERNO DE O’HIGGINS(Patria Nueva:1817-1822)Al asumir el mando don Bernardo O’Higgins des­pués de la batalla de Chacabuco, lo hizo investido de plenos poderes, según el acuerdo de la asamblea que lo eligió. Su primera preocupación fue la lucha contra las fuerzas realistas y, enseguida, la prepa­ración de la Expedición Libertadora del Perú, que hemos visto.No obstante las preocupaciones y los gastos extraordinarios requeridos por La guerra, O’Hig­gins y sus colaboradores se ocuparon de diversas reformas y de organizar el estado y La administra­ción pública.La victoria de Maipú no significó la extinción total de las fuerzas españolas en Chile. Algunos oficia­les con pequeñas partidas se retiraron a la Arauca­nía e iniciaron una lucha de guerrillas contra los patriotas.Don Ramón Freire se estableció con una divi­sión en Concepción y desde allí realizó una guerra infatigable contra los montoneros, que ayudados por malhechores e indios asolaban la región. Di­versas derrotas y las rivalidades surgidas entre los montoneros, provocaron su desaparición en pocos años.Las fortalezas de Valdivia fueron otro punto de resistencia española. Lord Cochrane, con algu­nas naves de la escuadra, atacó las fortificaciones; en lugar de provocar un combate de artillería, rnantuvo sus barcos fuera de la boca del río y mediante un desembarco de infantería se apoderó de los fuertes por la espalda.El último reducto español fue la isla de Chiloé, donde el coronel Antonio Quintanilla se había he­cho fuerte sacando recursos de la nada. Solamente en 1826, el general Freire, entonces al mando el país, lograría apoderarse de la isla.AFIANZAMIENTO DE LA INDEPENDENCIA,Con el propósito de señalar claramente la forma­ción de un estado libre y hacerlo saber a todas las naciones, O’Higgins dispuso la Declaración de La Independencia. Se redactó un acta que lleva fecha 1º de enero de 1818 y días después se proclamó la independencia en solemnes actos públicos.Para consolidar el nuevo régimen fue necesario tomar medidas contra los realistas, especialmente incluyendo una parte del clero contraria a los pa­triotas. Por esta causa el obispo de Santiago don José Santiago Rodríguez Zorri1la debió salir deste­rrado a Mendoza.TAREAS ORGANIZATIVASUna vez que la amenaza realista desapareció en Chile, la aristocracia manifestó deseos de limitarLa autoridad del Director Supremo. O’Higgins aco­gió aquel propósito y designó una comisión que elaboró un proyecto de constitución.. En todas las ciudades fue aprobado el proyecto sin oposición.La Constitución de 1818 confirmó a O’Higgins en el cargo de Director Supremo, sin señalar dura­ción a su periodo y otorgándole fuertes atribu­ciones.Se estableció un Senado de cinco miembros, sin cuyo acuerdo el jefe de estado no podía a resolver ningún asunto importante. Aún cuando O’Higgins designó a los senadores, éstos demostraron inde­pendencia y criterio propio en sus funciones.-El Poder Judicial fue perfectamente estructu­rado y se le rodeó de independencia. Sobre los jueces subalternos se estableció una Cámara de Apelaciones y a la cabeza de todo el sistema se creó un Supremo Tribunal Judiciario.Para dar eficacia al desempeño del Poder Ejecu­tivo, O’Higgins creó los primeros ministerios: Go­bierno y Relaciones Exteriores, Hacienda, Guerra y Marina.El Director Supremo tuvo colaboradores dili­gentes que introdujeron reformas en la adminis­tración y atendieron eficazmente la creación y equipamiento de fuerzas militares, financiando con recursosLA TRANSFORMACION DE LA SOCIEDAD Y LAS COSTUMBRESDESDE EL GOBIERNO, O’HIGGINS PROCURO TRANSFORMAR A LA SOCIEDAD DE TIPO COLONIAL EXISTENTE EN EL PAÍS, EN UNA SOCIEDAD DE CARACTER REPUBLICANO, APTA CULTURAL Y MORALMENTE PARA EJERCER SUS DERE­CHOS. LOS ANTIGUOS SUBDITOS, ACOSTUMBRADOS A OBEDECER Y SER GUIADOS, DEBIAN AHORA CONVERTIRSE EN CIUDADANOS LIBRES E ILUSTRADOS, ABIERTOS A LAS NUEVAS IDEAS Y CONSCIENTES DE SUS DERECHOS Y OBLIGA­CIONES CIVICAS.LAS VIEJA COSTUMBRES Y PREJUICIOS DEBIAN SER BORRADAS A TRAVES DE MEDIDAS QUE EL GOBIERNO DEBIA IMPONER INFLEXIBLEMENTE.La idea de igualdad condujo al Director Supremo a prohibir ala aristocracia el uso de títulos de noble­za y La ostentación de escudos en el frontis de las casas. En lugar de las distinciones otorgadas per el antiguo régimen monárquico, fue creada la Legión del Mérito, destinada a premiar a los grandes ser­vidores del estado, que gozan de algunos privi­legios.Las costumbres chocantes del bajo pueblo me­recieron también la atención del gobierno; se prohibieron las fiestas del carnaval y las procesio­nes nocturnas por los escándalos que originaban y las corridas de toros y las peleas de gallos. Al mismo tiempo se organizó la vigilancia policial.Para dar un nuevo aspecto a la capital se cons­truyó el paseo de la Alameda de las Delicias en el antiguo basural de la Cañada, y se creó un merca­do cerca del río Mapocho para eliminar los puestos de venta que afeaban la Plaza de Armas.Se prohibió la inhumación de cadáveres en las Iglesias y se creó el Cementerio General en Santia­go y un cementerio para disidentes en Valparaíso.La gran importancia que los hombres de la revolución otorgaban a la instrucción y la cultura, se manifestó durante el gobierno de O’Higgins a través de diversas medidas. Fue reabierto el Insti­tuto nacional, que había sido creado en 1813, y se Fundó el Liceo de la Serena; se ordenó a los cabildos y a los conventos mantener escuelas de primeras letras. En Santiago y en Valparaíso se establecie­ron dos escuelas en que se experimentó el sistema de enseñanza de Lancaster, que utilizaba a los estudiantes más aventajados para ayudar a sus compañeros.La Biblioteca Nacional, que había sido creada durante la Patria Vieja, fue reabierta y se designó director de ella a don Manuel de Salas.

No hay comentarios: